Skip to content

La técnica de la Tira de Unidades Foliculares, comúnmente conocida por sus siglas en inglés como FUSS (Follicular Unit Strip Surgery), es uno de los métodos tradicionales de trasplante de cabello. Aunque ha sido parcialmente eclipsada por técnicas más nuevas como FUE (Extracción de Unidades Foliculares), FUSS sigue siendo una opción viable y efectiva para ciertos candidatos. Este artículo proporciona una visión completa sobre FUSS, incluyendo su procedimiento, ventajas, consideraciones y recuperación.

¿Qué es la Técnica FUSS?

FUSS es un procedimiento de trasplante capilar que implica la extracción de una tira de tejido del cuero cabelludo, generalmente de la parte posterior de la cabeza, que es rica en folículos pilosos. Esta tira es luego cuidadosamente disecada bajo un microscopio para separar los folículos individuales, que serán implantados en las áreas de calvicie o de adelgazamiento del cuero cabelludo.

Proceso del Procedimiento FUSS

  1. Preparación: Se administra anestesia local en el área donante y receptora. El cabello en la zona donante puede ser recortado para facilitar el acceso.
  2. Extracción de la Tira: El cirujano extirpa quirúrgicamente una tira de cuero cabelludo. La longitud y el ancho de la tira varían según la cantidad de injertos necesarios.
  3. Cierre del Área Donante: La incisión es cerrada con suturas, dejando una cicatriz lineal que generalmente es cubierta por el cabello natural al crecer.
  4. Preparación de los Injertos: Los técnicos separan los folículos del tejido de la tira bajo microscopios para asegurar la integridad de cada unidad folicular.
  5. Implantación: Los folículos son implantados en las áreas receptoras del cuero cabelludo, respetando los patrones naturales de crecimiento del cabello para un aspecto más natural.

Ventajas de la Técnica FUSS

  • Alto Volumen de Injertos: Una de las principales ventajas de FUSS es la capacidad de obtener un gran número de injertos en una sola sesión, lo que es ideal para casos de pérdida de cabello significativa.
  • Costo-Efectividad: Generalmente, FUSS puede ser menos costoso que técnicas como FUE, especialmente en sesiones que requieren muchos injertos.
  • Menos Tiempo de Cirugía: Aunque el procedimiento es invasivo, el tiempo en cirugía puede ser menor en comparación con métodos que requieren extraer folículos individualmente.

Consideraciones y Desventajas

  • Cicatrización: FUSS deja una cicatriz lineal en el área donante, que puede ser una preocupación para personas que prefieren llevar el cabello muy corto.
  • Recuperación: El período de recuperación puede ser más largo y potencialmente más incómodo debido a la herida quirúrgica y suturas.
  • Riesgo de Complicaciones: Como con cualquier cirugía, existe un riesgo de complicaciones como infecciones o cicatrización excesiva.

Recuperación y Cuidados Postoperatorios

  • Manejo del Dolor: Se pueden prescribir medicamentos para manejar el dolor en los días posteriores al procedimiento.
  • Cuidado de las Suturas: Las suturas o grapas suelen ser retiradas aproximadamente dos semanas después de la cirugía.
  • Evitar Actividades Rigurosas: Se recomienda evitar actividades físicas intensas durante al menos unas semanas para facilitar la cicatrización.
  • Seguimiento: Las visitas de seguimiento son cruciales para evaluar la cicatrización y el progreso del trasplante.

Conclusión

La técnica FUSS sigue siendo una opción relevante en el campo del trasplante capilar, especialmente adecuada para pacientes que necesitan un volumen significativo de injertos y prefieren una solución más rentable. Aunque la cicatriz lineal puede ser una desventaja para algunos, con el cuidado adecuado del cabello, puede ser fácilmente disimulada. Como siempre, una consulta detallada con un especialista en trasplante capilar es esencial para determinar la mejor técnica en función de las necesidades y expectativas individuales.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
Agenda una valoración gratuita